Saltar al contenido
Anunnakis

Dumuzi y Enkimdu

Dumuzi y Enkimdu (Poema Sumerio)

En este mito, el dios del sol Utu (Shamash) desea que su hermana, la diosa Inanna, se case con el dios de los pastores, Dumuzi (Tammuz). La propia Inanna prefiere a Enkimdu, el dios de los granjeros. ¡Ojo! El personaje de Enkimdu no tiene nada que ver con Enkidu, el rival y después amigo del rey Gilgamesh. Dumuzi se siente insultado por la preferencia de Inanna, pues quiere que sea su mujer.

Lo que sigue es una especie de rivalidad entre Dumuzi y Enkimdu por la mano de la “Diosa del Amor”, donde cada uno declara lo que puede aportar al matrimonio. Muchos estudiosos han señalado los paralelismos entre el mito de Dumuzi y Enkimdu y la historia bíblica de Caín y Abel, ya que ambas historias implican una disputa entre un pastor por un lado y un agricultor por el otro. Prepárate para ver otro capítulo más de la serie Anunnaki y la censurada historia de la humanidad.

El poema sumerio de Dumuzi y Emkidu

Dumuzi y Enkimdu

Utu

Hubo un tiempo en que el dios del sol Utu fue a su hermana Inanna y le dijo:

Oh, hermana mía, es hora de que te cases. Es hora de que elijas un marido. Creo que deberías casarte con el dios de los pastores, Dumuzi. Tiene muchas ovejas buenas, y sus ovejas dejan corderos sanos en su estación. La leche de sus cabras es la mejor de la tierra, y la mantequilla y el queso de sus ovejas no tienen rival. Sería el mejor marido para ti.

Utu

Inanna

Pero la diosa Inanna le contesto:

¡No me casaré con un pastor! Ni tampoco llevaré ropa de lana. No me casaré con un pastor, ¡no! Quiero que sea un granjero mi marido. Un granjero que cultiva grano que se agita con el viento y se inclina cuando la espiga está pesada. Un granjero que cultiva buen lino para el lino fino. ¡Me casaré con él!

Inanna

Dumuzi

Dumuzi escuchó las palabras de Inanna y le dijo:

¿Por qué? ¿Por qué prefieres al granjero a mí? ¿Qué tiene el granjero Enkimdu que me falta? Puede que tenga una buena túnica negra, pero puede cambiármela por una oveja negra. Puede que tenga una buena túnica blanca, pero puede cambiármela por una oveja blanca. Podría fabricar buena cerveza, pero puede cambiármela por un poco de leche de cabra. Pan que puede darme a cambio de leche, y lentejas que puede darme a cambio de queso. Puede venir a cenar conmigo, ¡e incluso le daré más mantequilla y más leche!

Dumuzi

Enkimdu

Entonces Dumuzi llevó sus ovejas a la orilla del río a pastar, y era feliz allí con su rebaño. Mientras Dumuzi cuidaba sus ovejas, Enkimdu se acercó a él y le dijo:

¿Por qué te comparas conmigo, oh pastor? ¿Qué razón tenemos para pelear? Tus ovejas pastan felices aquí, junto al río; también las dejaré pastar en los rastrojos después de que mis cultivos hayan sido cosechados. Tus ovejas beben agua del río; también las dejaré beber del canal que riega mi tierra.

Enkimdu

Dumuzi escuchó las palabras de Enkimdu, y luego dijo:

Oh, granjero, déjame contarte como mi amigo. Creo que deberíamos ser amigos, tú y yo.

Dumuzi

Eso está bien dijo Enkimdu y compartiré contigo mi cebada y mis lentejas. Y también llevaré cebada y lentejas a la dama Inanna, o lo que ella desee.

Dumuzi: pastor y amante

Un dios pastor puede ser reconocido por los instrumentos de su oficio o por el contexto en el que aparece. Los instrumentos de su oficio son un bastón, un látigo, un arma, un saco, una flauta y un perro. El contexto básicamente involucra la presencia de un pastor o animales de rebaño, como ovejas, cabras, vacas y burros. Un dios con los atributos adecuados y el cuidado de los animales domesticados solo puede ser un pastor-dios.

La elección entre los dos dioses pastores del panteón, Dumuzi y Šakkan (Sumuqan), debe ser determinado por un atributo adicional: si el pastor-dios está románticamente involucrado con una diosa, él es Dumuzi en lugar de Šakkan. Si se puede probar que el dios pastor está muriendo y resucitando, el argumento está asegurado, ya que solo Dumuzi tiene ambas cualidades a la vez.

Notas

El poema se reconstruye a partir de dos fragmentos y posee una sencilla estructura literaria. Las tablillas excavadas en Nippur que contienen el texto datan de la primera mitad del II milenio a.C. Es un corto relato inscrito en cuatro columnas.

La consecuencia de este relato, tal como ha puesto de manifiesto Thorkild Jacobsen, es que poner por delante al pastor es tan solo un asunto de elección personal. De hecho, tan bueno son los dos productos, que se equilibran el uno con el otro. Aunque exista rivalidad entre ellos, no tiene por qué haber enemistad.

Referencias

  • Dumuzid and Enkimdu, ETCSL.
  • Edward Chiera: Sumerian Religious Texts, Crozier Theological Seminary, Upland, 1.924, n. 3.
  • Samuel Noah Kramer: Sumerian Mythology: A Study of Spiritual and Literary Achievement in the Third Millennium B.C., Philadelphia, 1.944, pp. 101 ss.
  • James B. Pritchard: Ancient Near Eastern Texts Relating to the Old Testament, 2ª edición, Princeton, 1.955, pp. 41-42.
  • Federico Lara Peinado, Mitos Sumerios y Acadios, Dumuzi y Enkimdu, ISBN: 8427606931.

Los anunnakis también vieron